Adiós a “un símbolo de la sobriedad y la jerarquía en la elite del fútbol”, reseñó Clarín al confirmar la noticia, de la que después otros medios entregaron detalles relacionados con la causa de la muerte de Sabella.

Alejandro Sabella llevaba dos semanas internado en una clínica de Belgrano “por un virus intrahospitalario que le complicó una cardiopatía aguda”, explicó el diario, y su salud empeoró en los últimos cuatro días.

Este martes 8 de diciembre perdió la batalla y su vida se apagó a los 66 años.

El 26 de noviembre fue hospitalizado, en medio de la conmoción en su país por la muerte de Diego Maradona, que se le había adelantado un día antes. Los medios argentinos que reportan la noticia confirman que no se han repuesto de la pérdida de un astro para decirle adiós a otro. El diario Olé, por ejemplo, escribió:

“Otro golpe para el mundo futbolero tras la partida de Diego Maradona, hace unos días. Otro mazazo al corazón en un año para el olvido, en todo sentido. Se va un tipo muy querido en el ambiente de la redonda. Un verdadero profesor que dejó su huella en todos los que pasaron por sus manos. O los que escucharon sus sabias palabras. No regalaba elogios así nomás. Pero cuando lo hacía era por algo. Por ejemplo, el día que dijo que ‘Gallardo tenía una manual de fútbol en su cabeza'”.

Había tenido varias complicaciones de salud en los últimos años y eso le impidió volver a dirigir después de llevar a la Argentina de Lionel Messi a esa final del mundo, en la que la ‘albiceleste’ cayó ante Alemania en el mítico Maracaná de Brasil.

En su carrera como jugador hizo parte de River Plate, Estudiantes y tuvo un paso por el fútbol inglés; luego, como entrenador se consagró como campeón de la Copa Libertadores con dicho equipo bonaerense.

Infortunadamente su delicado estado de salud le impidió volver a dirigir después de Brasil 2014, aunque no le faltaron las ofertas para hacerlo, destacó Clarín.

“Sabella fue un buen padre, esposo y amigo, pero fundamentalmente, un gran profesional. Fue ese “10” elegante que se destacó en River, muy a pesar de jugar bajo la sombra del Beto Alonso; que triunfó en Inglaterra antes de la Guerra y dejó una huella imborrable en Estudiantes. También, un notable entrenador que se dio el gusto de ganar la Copa Libertadores y estuvo muy cerca de igualar a uno de sus maestros, Carlos Salvador Bilardo”, añadió el medio sobre él.

Incluso, Bilardo se volvió tendencia porque muchos se preguntan si su familia le va a dar la noticia, pues aún ni le cuentan sobre el deceso de Maradona.

En medio de elogios, lo han comenzado a despedir algunos periodistas y medios y algunos clubes: