Medios de comunicación españoles indicaron en los últimos minutos que el presidente del Barcelona dimitiría de su cargo, atendiendo la petición de la mayoría de hinchas del equipo que entienden que su salida es lo único que puede hacer que Lionel Messi no se vaya en este mercado de pases.

De acuerdo con la cadena TV3, citada por el portal catalán Mundo Deportivo, Bartomeu accedería a renunciar pero con dos condiciones que debería cumplir Messi: que diga que se quería marchar del club catalán por las diferencias que tiene con el presidente y que se quede en el equipo.

El futbolista argentino le comunicó el pasado martes a los directivos del cuadro catalán que se quería ir ahora mismo, a pesar de que tiene contrato hasta junio del otro año. La noticia sorprendió a todo el mundo y en los últimos días tomó mucha fuerza la versión de que el ‘10’ continuaría su carrera en el Manchester City.

Las próximas horas serán claves porque la postura de Bartomeu obligaría a Messi a pronunciarse públicamente para confirmar que por su mala relación con el directivo quería marcharse y que, en caso de confirmarse la renuncia del mandamás, se quedará en el club de toda su vida.

En los últimos dos días, cientos de hinchas azulgranas se concentraron a las afueras del estadio Camp Nou para protestar contra el presidente del equipo. De hecho, este miércoles una multitud de aficionados ingresó al recinto con la esperanza de encontrarse con él.

El ídolo ‘culé’ está disfrutando de sus últimos días de vacaciones y el próximo domingo se tendría que presentar a las instalaciones del equipo para que le realicen la prueba de coronavirus previa al comienzo de la pretemporada.