La fracción de este jueves era crucial en la lucha por el título de la carrera española porque era la primera de alta montaña y terminaba con un exigente ascenso a ese puerto de 8 kilómetros de extensión.

Iván Ramiro Sosa, que fue campeón de esta competencia el año pasado, atacó en solitario a falta de 2.5 kilómetros para la meta y dejó sin posibilidades a su contrincante de más cartel: el ecuatoriano Richard Carapaz, campeón del Giro de Italia de este año. El joven ciclista colombiano, de 21 años, sostuvo un ritmo fuerte en el remate de la etapa y logró una renta de más de 17 segundos con sus perseguidores.

Con la victoria en la cima del Picón Blanco, Sosa ascendió al primer lugar de la clasificación general y quedó muy bien perfilado para repetir su título en esta carrera. La etapa de este viernes no supone mayores dificultades para los favoritos al título. La última fracción, la del sábado, terminará con el ascenso a un puerto de montaña de 12 kilómetros de extensión.

Este es el segundo triunfo de Sosa en este año, el primero de él en el World Tour con el equipo Ineos. El pedalista nacido en Pasca (Cundinamarca) ganó una etapa en la Ruta de Occitania, que se llevó a cabo en junio pasado, y terminó esa carrera en el segundo lugar, por detrás del español Alejandro Valverde.

Sosa también se había destacado a principio de temporada por ser subcampeón del Tour Colombia. Se espera que el colombiano haga parte de la nómina que presentará el equipo Ineos en la Vuelta a España.