Este jueves se conoció que el Deportivo Pereira jugó el partido contra el Independiente Medellín, el pasado martes, con cinco futbolistas contagiados con COVID-19. En un principio, el ‘poderoso de la montaña’ no anunció medidas al respecto, pero finalmente las tomó.

A través de un comunicado, el equipo rojo señaló que radicó una demanda para que la Dimayor sancione al Pereira, buscando que le den los puntos del encuentro que los del Eje Cafetero ganaron por 1 a 0.

El club ‘matecaña’ se dio cuenta del brote de coronavirus en su delegación luego de que sus jugadores se sometieran a las respectivas pruebas médicas. Antes del encuentro, nadie en el equipo risaraldense sabía que había infectados entre ellos. De hecho, los positivos en el club fueron diez: los cinco jugadores mencionados y otros integrantes del equipo.

No es la primera vez que pasa algo así en la liga local. El año pasado, Junior de Barranquilla afrontó el partido de ida de las semifinales del torneo contra el América con varios jugadores infectados, además de su entrenador, Luis Amaranto Perea. Los contagiados contrajeron el virus luego de que viajaran a Chile, para un partido de la Copa Sudamericana.

En aquella oportunidad, al Junior no lo sancionaron. Es posible que suceda lo mismo con el Pereira en esta ocasión.

Al perder el pasado martes, el Medellín quedó estancado en la novena posición de la Liga BetPlay, con 25 puntos. En caso de que le den los puntos en el escritorio, los paisas ascenderían varias posiciones y quedarían muy cerca de clasificar a los cuartos de final del torneo.

Por el momento, la Dimayor no se ha querido pronunciar al respecto y ha mantenido el misterio respecto al tema. Este es el comunicado emitido por el Medellín en el que anuncia que demandó el partido del pasado martes: