La jugada es el resultado de un tiro libre de costado desde la izquierda que cae al área y termina dentro de las mallas del equipo visitante.

El juez de línea convalida la jugada, pero el árbitro atiende a su intercomunicador, por donde los jueces del VAR le indican que hay que revisar lo que pasó.

Después de mirar en la pantalla, el juez central Andrés Rojas determinó que no valía. El partido terminó 0-0 y casi nadie se pudo explicar a cabalidad la decisión.

¿Era gol del Pereira contra Chicó?

La cuenta VAR Central dice que el argumento del árbitro sería que el jugador pereirano que sí estaba adelantado por un pie interfirió en el juicio del defensa y por eso dejó libre al anotador.

Sin embargo, luego explicó que el reglamento no considera esto una obstrucción sancionable como fuera de lugar, lo cual se produce en cuatro situaciones que no parecen configurarse en este caso:

  • Obstruyendo físicamente al defensa, incluso si es solo de manera visual.
  • Disputándole el balón.
  • Intentando jugar un balón cercano con una acción que tenga impacto en un adversario.
  • Con una acción que le impida claramente a un rival disputar la pelota.

El silencio de Pimentel por el error a favor de Chicó contra Pereira

Lo cierto es que el tema desató la polémica entre diversos analistas en redes sociales. El periodista Luis Alfredo Céspedes incluso dijo que al equipo ‘matecaña’ “lo atracaron en su casa”, y se lo atribuyó al dirigente ‘ajedrezado’ Eduardo Pimentel, frecuente crítico de los arbitrajes en el país.

“Lo anulan por miedo a Pimentel, que muchas veces con razón ha criticado a los árbitros nuestros, que son muy malos y que dejan mucho que pensar, como está noche”, trinó

Pimentel guardó silencio sobre lo sucedido. Eso sí, en su cuenta quedó a la vista que, unas pocas horas antes del juego, había criticado al árbitro Rojas resaltando un error en su último partido dirigido.