Deportivo Pereira e Independiente Medellín jugaron el pasado martes, por la fecha 17 de la Liga BetPlay. El cuadro del Eje Cafetero se quedó con el triunfo por 1 a 0, pero dos días después del juego surgió una información que tiene a muchos aficionados preguntándose qué sucederá con el resultado.

Este jueves se confirmó que el Pereira jugó el partido con cinco jugadores contagiados con COVID-19. El club ‘matecaña’ se dio cuenta de la situación luego de que sus jugadores se sometieran a las respectivas pruebas de coronavirus. Antes del encuentro, nadie en la delegación del equipo risaraldense sabía que había infectados entre ellos.

La información fue precisada por el presidente del Independiente Medellín, quien en diálogo con varios medios de comunicación indicó que en su club están revisando los reglamentos del fútbol colombiano, para determinar si está la posibilidad de reclamar algo en torno a esta situación.

No es la primera vez que pasa algo así en la liga local. El año pasado, Junior de Barranquilla afrontó el partido de ida de las semifinales del torneo contra el América con varios jugadores infectados, además de su entrenador, Luis Amaranto Perea. Los contagiados contrajeron el virus luego de que viajaran a Chile, para un partido de la Copa Sudamericana.

En aquella oportunidad, al Junior no lo sancionaron. Es posible que suceda lo mismo con el Pereira en esta ocasión.

La derrota dejó al Medellín estancado en el noveno puesto de la tabla de posiciones con 25 unidades. Un empate el martes le habría servido para meterse entre los ocho clasificados, a tan solo dos fechas del final de la fase regular del campeonato.