Algunos habitantes del municipio de Fundación (Magdalena) presenciaron este jueves una situación pocas veces vista. La protagonizaron integrantes de una familia que no aceptaron el diagnóstico de los médicos del hospital, que les dijeron que su ser querido, un adulto mayor, había muerto por COVID-19.

De acuerdo con El Heraldo, la familia había llevado al hospital al señor ayer, porque tenía problemas cardiacos. Sin embargo, los especialistas confirmaron esta mañana su muerte por coronavirus. En el hospital indicaron que, por protocolos de bioseguridad, debían proceder a embalar el cuerpo, pero los familiares se opusieron rotundamente.

Un video que se está viralizando en redes sociales muestra que los integrantes de la familia fueron hasta la parte de la clínica en la que estaba reposando el cadáver del adulto mayor y se lo llevaron a las malas del centro médico. Las personas rompieron una puerta, cargaron el cuerpo de su familiar en una camilla y se lo llevaron, paseándolo por todo el pueblo, hasta la morgue del municipio.

Finalmente, los familiares trasladaron el cuerpo del adulto mayor a lo largo de un recorrido de siete cuadras por la calle principal de Fundación. El Heraldo conoció que las personas se querían llevar el cadáver de su familiar a la casa, pero la Policía los convenció de que lo ubicaran en la morgue.

En el video que se conoció de la situación se aprecia que un par de agentes de la Policía estuvieron pendientes de que los familiares hicieran lo acordado con el cuerpo del señor. Por el momento, el hospital del municipio costeño no se ha pronunciado sobre esta insólita situación. Este es el video de lo sucedido: