A los hinchas de Millonarios se les cumplió el deseo que venían pidiendo desde el año pasado: Fernando Uribe es nuevo jugador del club. Luego de varias semanas de negociaciones que se dilataron entre los directivos azules y el delantero, la llegada del futbolista se concretó.

Sin embargo, de acuerdo con algunos periodistas cercanos al día a día del cuadro ‘embajador’, dos jugadores del plantel dirigido por Alberto Gamero habrían sido quienes convencieron a Uribe de lo mucho que lo necesitaba el club para poder pelear por el título de la Liga BetPlay. De igual manera, el goleador tenía ganas de volver a vestir los colores del equipo bogotano y bajó sus pretensiones económicas para facilitar su contratación.

El periodista deportivo Julián Capera aseguró en su cuenta de Twitter que David Macallister Silva, capitán de Millonarios, jugó un papel crucial en el regreso del delantero al equipo. “El liderazgo que ejerce (Macallister) fuera de la cancha es digno de valorar. El episodio Fernando Uribe es una prueba más de lo que ‘Maca’ representa para Millonarios“, comentó el reportero en la red social.

En ese mismo sentido que Capera se pronunció Mauricio Gordillo, quien cubre las incidencias del cuadro ‘embajador’. Sin embargo, este último dio un segundo nombre al momento de señalar a los jugadores que fueron claves para que Uribe aceptara firmar con Millonarios: el de Fredy Guarín.

“Los responsables que Fernando Uribe llegué a Millonarios, hablando y convenciendo de la necesidad de tenerlo en la plantilla, fueron David Macallister Silva y Fredy Guarín. Ellos hicieron el trabajo con Gustavo Serpa y Alberto Gamero”, apuntó Gordillo.

Uribe empezará a entrenar con sus nuevos compañeros este martes o miércoles. El último equipo del jugador pereirano fue el Santos de Brasil, pero allí dejó de ser teniendo en cuenta apenas empezó la pandemia de coronavirus. El atacante lleva casi 10 meses inactivo.

En su primera etapa con Millonarios en el fútbol colombiano, que duró un año, el delantero marcó 29 goles en 47 partidos. El coeficiente de 0,63 goles por partido confirma que su rendimiento en aquella época fue superlativo. Es por eso que todos los fanáticos azules lo pedían a los directivos con tanta insistencia.

Esta fue la información que entregaron los periodistas sobre el detalle que pocos conocían sobre la llegada de Uribe a Millonarios: