Egan Bernal confesó que su relación con Daniel Felipe Martínez no era la más fluida en la época en la que el soachuno competía por el equipo Education First y el zipaquireño lo hacía con el equipo Ineos (antes Sky). 

Por esto, el nuevo campeón del Giro de Italia se vio gratamente sorprendido ante la colaboración de su ahora compañero de equipo en las difíciles etapas finales que, incluso, le costaron algunos segundos en la tabla general.

“Él es de Soacha y yo soy de Zipaquirá, realmente no vivimos muy lejos y llevamos bastantes años corriendo juntos. Nos cruzábamos en las carreras en diferentes equipos, pero no nos conocíamos tanto. La verdad, con él, era el saludo y ya está”, indicó Egan Bernal, en diálogo con W Radio. 

De igual forma, el nuevo ganador de la ‘maglia’ rosa valoró el hecho de que Daniel Felipe Martínez sea uno de los gregarios del equipo Ineos, ya que considera que el soachuno podría “ser líder” en cualquier otra escuadra profesional. (Vea también: “Qué chimba escucharla, écheme la bendición”: Egan, a su mamá en plena TV).

“Esta fue la primera carrera que hicimos juntos y creamos una buena relación. Dani [Martínez] es un profesional de pies a cabeza; él podía ser líder en cualquier otro equipo y está acá trabajando para mí. En momentos en que él estaba más fuerte, me esperaba. Yo creo que lo que él hizo no tiene precio”, añadió Bernal, en esa emisora. 

Daniel Felipe Martínez, el mejor gregario que tuvo el zipaquireño durante toda la competencia, terminó entre los primeros 20 corredores de la CRI y subió al quinto lugar de la clasificación, cerrando su mejor actuación en una grande. (Vea también: Periodista de Espn lloró en vivo, luego de que Egan Bernal le recordara a su papá muerto).

Por su parte, Egan Bernal se convirtió en el tercer ciclista latinoamericano en ganar la ‘Corsa Rosa’ después de Nairo Quintana y Richard Carapaz. El zipaquireño también se coronó campeón de la clasificación de los jóvenes.