Después de cruzar la meta en la contrarreloj de cierre, la primera persona que fue abrazada por Egan Bernal fue María Fernanda Motas, su novia, que lo estaba esperando en el arribo y a la que el jefe de filas del equipo Ineos no paró de besar.

Incluso, el pedalista zipaquireño ni siquiera pidió agua para refrescarse después del esfuerzo hecho, pues la emoción fue más fuerte y sus ganas de festejar con su pareja lo dominaron.

De hecho, cuando subió a la tarima para las premiaciones, le dieron un par de ramos de flores que también se los dio a su novia, con beso incluido en cada oportunidad, pues fue premiado por haber sido campeón de la general y de la clasificación de jóvenes.

Posteriormente, cuando le dieron el trofeo del Giro de Italia 2021, el poseedor de la ‘maglia rosa’ lo abrazó, contempló y le dio un par de besos, pero no tantos como a su compañera sentimental.

Egan estaba en un punto de alegría tan alto que al locutor de los actos protocolarios le tocó indicarle al ‘escarabajo’ que alzara el galardón para que todos lo pudieran ver.

Al final, Bernal se fue en una camioneta rosa de su equipo con el trofeo en una mano y su novia en la otra.

Ahora, el zipaquireño tomará un tiempo de descanso para seguir atendiendo las dolencias de su espalda, por lo que no participará en el Tour de Francia y posiblemente será baja en los Juegos Olímpicos. Su siguiente gran competencia sería la Vuelta a España.

Celebración de Egan con su novia y el trofeo

En video, el festejo del colombiano con su pareja:

Acá, el momento en el que le entregaron el trofeo: