“A Maradona lo abandonaron, eso está claro. Se murió solo. Salvo las hermanas, con las que hablaba todos los días y [su exnovia] Verónica Ojeda, que iba a verlo con Dieguito Fernando, su hijo”, dijo Morla en alusión a los hijos del Diez, en una entrevista con América TV.

Las oficinas de Morla y una escribanía relacionada con él fueron allanadas el lunes por efectivos de la división Defraudaciones y Estafas de la Policía de la Ciudad, en el marco de una causa iniciada el 12 de marzo por Dalma y Gianinna Maradona, en la que pidieron que se lo investigue por presunta administración fraudulenta y defraudación.

“Diego dijo: ‘La marca Maradona cuida de mis hermanas, la imagen cuida de los herederos‘”, afirmó Morla en su defensa y aseguró que Maradona “firmó esto en 2015 o 2016 en la corte de Dubái”.

Las dos hijas que Maradona tuvo con su exesposa Claudia Villafañe pidieron que se investigue el usufructo de las marcas relacionadas con el nombre Maradona, a través de la empresa Sattvica, de Morla, que por el momento fue impedida de usarlas.

El abogado ya había dado unas primeras declaraciones al finales de la semana pasada, en las que atacó a las dos hijas de Maradona.

Maradona murió el 25 de noviembre pasado a los 60 años, en una casa alquilada en un barrio privado al norte de Buenos Aires, donde se recuperaba de una operación por un hematoma en la cabeza. En una causa paralela, la justicia busca determinar si su deceso pudo haberse producido por abandono de persona o ser un homicidio culposo (involuntario).

Morla aseguró que solo lamenta no haber cumplido el deseo del ’10’ de juntar a sus cinco hijos.

Lo único que me queda a mí es pensar que tendría que haber hecho más fuerza para cumplir el último deseo de Diego, que era ver a todos los hijos juntos”, dijo.

(También puede leer: Chilavert echa en cara que “Maradona siempre apoyó a asesinos, como Maduro”)

Además de Dalma (de 33 años) y Gianinna (32), Maradona tuvo a Diego Junior (34), a quien reconoció después de negarlo durante 29 años; a Jana (24), de una relación con Valeria Sabalain, y Diego Fernando (7), su hijo menor con Ojeda.

Dalma y Gianinna “no me quieren porque en junio de 2014 les cortamos las tarjetas de crédito”, dijo el abogado, enfrentado hace años con las dos mujeres.

Según Morla, cuando Maradona consumía alcohol “se ponía triste, mandaba mensajes de audio, recordaba a [su madre] Doña Tota”.