Este jueves quedó plenamente confirmado que James Rodríguez llegó gratis al Everton, procedente del Real Madrid. El equipo español, sabiendo que no tenía al colombiano en sus planes para la presente temporada, le dio vía libre a su salida y por lo menos se ahorró el importante sueldo que tenía el colombiano allí.

Michael Brands, director de fútbol del club inglés, fue quien acabó el misterio en torno a la negociación con la que James dejó la capital española para continuar su carrera en el equipo azul de Liverpool. El directivo de los ‘Toffees’ se refirió al respecto en una junta de accionistas que se llevó a cabo en las últimas horas.

El representante de la cúpula del Everton detalló uno a uno bajo qué condición fue que llegaron los seis refuerzos con los que contó el técnico italiano Carlo Ancelotti desde octubre pasado para enfrentar una temporada en la que no le ha ido nada mal.

“Contratamos a seis nuevos jugadores. Tres en una transferencia permanente: Allan, Doucouré y Godfrey. Uno gratis: James Rodríguez. Uno en una compensación por entrenamiento: Nkounkou. Y un préstamo sin comisión: Robin Olsen”, explicó el directivo a los accionistas del Everton.

De esta manera, se confirmó lo que había informado el equipo Banfield de Argentina hace algunos meses. Un directivo de ese club, en el que James jugó hace más de 10 años, manifestó que no recibirían ningún dinero por la negociación entre el Madrid y el Everton porque en ella no se traspasó ni un solo peso. En caso de que el equipo español sí hubiera vendido por determinada suma a Rodríguez, a los argentinos les habría correspondido una especie de comisión.

El equipo de James y Yerry Mina tenía programado un partido contra el Aston Villa para este fin de semana, correspondiente a la fecha 18 de la Premier League. Sin embargo, el juego fue aplazado por casos de coronavirus que tiene el cuadro ‘villano’.