El organismo señaló en un comunicado que “en una reunión del comité Ejecutivo del Comité Olímpico Internacional en julio del pasado año, se acordó que la ceremonia de Inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 tendría lugar el 23 de julio de este año, y que el programa y las sedes de los Juegos se reprogramarían en consecuencia”, y añadió:

“Algunas noticias que circulan hoy informan de que el Gobierno de Japón ha tomado la decisión privadamente de que los Juegos Olímpicos de Tokio sean cancelados debido al coronavirus. Esto es categóricamente falso”.

La información añadió que todas las partes involucradas trabajan para preparar conseguir unos juegos “exitosos este verano”, añadió la información, al tiempo que precisó que se están implementando todas las medidas posibles contra la COVID-19.

“Continuaremos trabajando estrechamente con el Comité Organizador de los Juegos de Tokio 2020 y el Gobierno Metropolitano de Tokio en nuestros preparativos para celebrar unos Juegos sanos y seguros“, añadió.

The Times había citado el jueves una fuente en el seno de la coalición en el poder en Japón para afirmar que el gobierno habría decidido ya de manera secreta renunciar a la organización de los Juegos este año, debido al recrudecimiento mundial de la pandemia, incluido Japón. Como opción, el gobierno buscaría asegurar que Tokio organice los Juegos de 2032, la próxima edición disponible tras París-2024 y Los Ángeles-2028.

Otros responsables japoneses desmintieron esta tesis. El portavoz adjunto del gobierno japonés, Manabu Sakai, declaró que no había “nada de verdad” en el artículo del Times y el gobernador de Tokio Yuriko Koike aseguró “no tener ni idea” del origen de esta información.

“Nos coordinamos estrechamente con el gobierno, el comité organizador y el COI” y la verdad es que no ha habido ninguna discusión sobre una anulación o aplazamiento” de los Juegos, declaró Koike a la prensa.

Desde Bogotá, el Comité Olímpico Colombiano difundió también esa información. Según el presidente del COC, Baltazar Medina, el COI les reafirmó su intención de mantener los Juegos Olímpicos en las fechas previstas: del 23 de julio al 8 de agosto.

¿Juegos Olímpicos sin público?

El recrudecimiento actual de la pandemia afecta también a Japón, donde la opinión pública se opone ahora a la organización de los Juegos, prefiriendo un nuevo aplazamiento o la anulación, según sondeos recientes.

Con elecciones legislativas en Japón dentro de unos meses, el Partido Liberal-Democrático (PLD), en el poder, “podría aceptar un riesgo enorme organizando estos Juegos muy impopulares”, estimó Amir Anvarzadeh, analista de Asymmetric Advisors.

“Es casi una certeza”, visto el número de personas implicadas y el número de variantes del COVID-19 en circulación, que los Juegos provocarían un aumento de los contagios, añadió.

La asociación médica de Tokio sugirió este viernes que el evento se desarrolle sin público. La organización, que espera que los aficionados puedan acudir, aunque posiblemente de manera limitada, deberá decidir sobre la cuestión.

“No puede haber tabú para garantizar unos Juegos seguros”, aseguró Thomas Bach, citando una serie de medidas que van desde “reglas de inmigración y cuarentena” a “la cuestión de la vacunación y la de los espectadores”.

Por su parte, el director de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Michael Ryan, habló este viernes sobre el asunto: “Deseamos que los Juegos se disputen por su valor simbólico, pero tenemos que tomar, desde hace un año, decisiones basadas en las pruebas, en la ciencia y en los riesgos”.

Esos riesgos son “reevaluados permanentemente por el gobierno japonés y el COI”, añadió Ryan, que ve “difícil imaginar que los Juegos se disputen en el contexto de una situación de emergencia en Tokio”.