Un portavoz del gobierno japonés, citado por The Times, sostuvo en ese medio que, aunque sería una decisión tomada, por ahora nadie quiere tomar la iniciativa de anunciar la cancelación de los Juegos Olímpicos.

Aún así, “el consenso es muy difícil… no creo que se vayan a celebrar”, señaló la fuente en el medio británico.

Y es que las cifras de coronavirus habrían hecho claudicar a los gobernantes japonenses que, ahora, estarían enfocados en asegurar los Juegos para el próximo año disponible, es decir, 2032.

The Times recuerda que los Juegos Olímpicos ya habían sido postergados un año por la pandemia, y asegura que las autoridades japonesas están buscando la forma de anunciar la cancelación sin que esto afecte la posibilidad de que Tokio sea el anfitrión más adelante.

Versiones encontradas sobre la cancelación de los Juegos Olímpicos de Tokio

Este mismo jueves, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, declaró que está convencido de que los Juegos Olímpicos de Tokio se disputarán en sus fechas previstas.

Tal fue su convencimiento que dijo que “no hay un plan B”.

“No tenemos en este momento ningún motivo para creer que los Juegos Olímpicos de Tokio no se vayan a inaugurar el 23 de julio en el estadio Olímpico de Tokio”, dijo Bach en una entrevista a la agencia japonesa Kyodo, a seis meses de los Juegos Olímpicos.

Por eso no hay un plan B y por eso estamos totalmente comprometidos a hacer que sean unos Juegos seguros y exitosos”, agregó.

Éso sí, Bach insinuó que el número de espectadores en los Juegos de Tokio podría ser reducido, afirmando que su organización debe ser “flexible” y debe estar dispuesta a hacer “sacrificios” para proteger la vida de la gente.