La especialista en relaciones de pareja y sexualidad Elsy Reyes dio un instructivo para solucionar este ‘problemita’; una de las claves principales es mantener la calma y la otra es no dejar que el hombre sea quien lo retire.

Mientras se tranquiliza, la mujer debe colocarse en cuclillas, apoyarse sobre una pared y lubricar los dedos índice y corazón, ya sea con algún aceite íntimo o con saliva.

El artículo continúa abajo

Habiendo hecho todo lo anterior es hora de empezar a pujar e introducir los dedos en la vagina, no hay de qué preocuparse, Reyes aseguró que el condón no pasará de la zona llamada cérvix.

Ahora que los dedos están adentro y se está pujando, hay que empezar a buscar el preservativo con la punta de los dedos, una vez esté localizado se debe hacer un movimiento tipo tijera con los dedos para atraparlo y sacarlo.

Cuando ya esté afuera, hay que revisar que esté completo, si no es así, volver a introducir los dedos para encontrar la parte faltante, y si no se logra, ahí sí es necesario ir a urgencias.

Para que esto no pase es importante que el arillo del condón quede bien pegado contra la pelvis de él y que haya una buena erección.

Este es el video completo de la explicación: