Pese a lo mitificada que se tiene esta práctica sexual hay quienes la disfrutan de verdad y saben hacerla de forma correcta, pero hay otros que no tienen buenas experiencias con el tema, y esto se debe a que no usan un lubricante adecuado en el acto.

Por lo anterior, Elsy Reyes, especialista en relaciones de pareja y sexualidad, explicó la forma correcta de emplearlo, que por cierto siempre que se vaya a tener sexo anal se debe usar, es indispensable y los recomendados son los fabricados a base de agua o silicona.

El artículo continúa abajo
  • Lo primero es colocarlo sobre los dedos índice, anular y corazón. Luego realizar masajes circulares con estos en la parte externa del ano, haciendo que se empiece a dilatar. No se debe hacer una penetración profunda, por esto pasan las malas experiencias.
  • La estimulación debe ser constante y la dilatación se debe estar haciendo evidente, así que se puede ir abriendo espacio con un dedo para que la zona se vaya adaptando, cuando este ya esté bien dilatado se puede ingresar dos dedos e incluso empezar a abrirle campo al pene.

Lea también: (Cómo disfrutar el sexo anal (sin tabús) y no sufrir en el intento)

Cuando no se siguen estos pasos se corre el riesgo de que se rompan los vasos y venas presentes en la zona, produciendo ardor, sangrado y hasta infecciones, por las bacterias que hay presentes en la zona.

Otro punto importante es que si se explora el ano, no se debe entrar en contacto con la vagina sin antes desinfectar las zonas involucradas.

Esta es la explicación de la experta: