El regulador europeo dijo en un comunicado que había examinado los fallecimientos de personas que habían recibido una inyección de Pfizer y BioNTech y concluyó que “los datos no mostraban relación con la vacuna y que estos casos no muestran que haya un problema de seguridad” con este fármaco.

La EMA concluyó que los datos recabados “coinciden con la información relativa a la seguridad de la vacuna que ya estaba en sus manos y que no se ha identificado ningún otro efecto secundario”.

Ha habido reacciones alérgicas esporádicas graves que no van más allá de las que se habían previsto como efecto secundario, dijo la agencia, con sede en Ámsterdam.

“Las ventajas (de la vacuna) en la prevención del covid-19 siguen siendo superiores a cualquier riesgo y no hay ningún cambio de recomendación en su uso”, indicó.

Algunos países, entre ellos Noruega, Dinamarca, Finlandia, Islandia o Suecia, registraron la muerte de personas que habían recibido la inyección de Pfizer/BioNTech, pero no se había establecido ninguna relación con la vacuna.

EMA aprueba segunda vacuna para Europa

Este viernes, la Unión Europea (UE) autorizó la vacuna de AstraZeneca y acentuó al mismo tiempo la presión sobre los laboratorios para asegurar las entregas. El CEO de AstraZeneca, Pascal Soriot, dijo que “una primera entrega de alrededor de 3 millones de dosis debería ser enviada en los próximos días”.

La vacuna desarrollada por el laboratorio británico AstraZeneca y la Universidad de Oxford es la tercera que puede ser distribuida entre los 27 países de la UE, luego de las de Pfizer/BioNTech y de Moderna.

Los países de la UE esperaban la decisión del órgano regulador regional basado en Ámsterdam y se preguntaban si seguiría el ejemplo de la comisión alemana, que había desaconsejado el uso de la vacuna de AstraZeneca para los mayores de 65 años.