Valerie aseguró que todos los días aplica agua de rosas sobre su rostro, y sumado a esto toma y consume vitamina C, pues la ayuda a reducir los signos del envejecimiento y a mantener su piel libre de toxinas.

En cuanto a su alimentación, la exreina nacional comentó que la cambió desde hace más o menos 10 años y esto transformó su apariencia; no es “vegetariana, ni vegana”, simplemente dejó de consumir carnes rojas.

Cuando hizo dicha transformación, tanto su piel como su pelo se rejuvenecieron. Además, contó que de lunes a viernes cuida muy bien su alimentación, pero que los fines de semana se toma ciertas libertades.

Como ya es costumbre y debería ser un hábito de todas las personas, Domínguez también toma bastante agua durante el día, pues esto la ayuda a reducir las toxinas del cuerpo y mantenerse hidratada.