El Journal of the American Medical Association fue el medio encargado de compartir la información, en la que explican que existen 6 productos que normalmente tienen los protectores y suelen colarse en el torrente sanguíneo de la persona.

Avobenzona, oxibenzona, octocrileno, homosalato, octisalato y octinoxato“, son los compuestos que durante al menos 10 días suelen circular por el organismo, y puede ser riesgoso dependiendo de la concentración que haya.

La entidad estadounidense aseguró que cada químico superó el umbral de 0,5 nanogramos por milímetro dentro del protector, que es más del permitido por los expertos y lo que puede asimilar el cuerpo.

Aunque los datos son una alerta para los consumidores, los investigadores aseguran aplicar sus estudios en el caso y encontrar los efectos secundarios que puedan afectar la salud humana.

Pese a que aseguran que las altas concentraciones aumentan el riesgo de insuficiencia hepática y problemas renales, por el momento, no aclaran si es necesario suspender su uso.