Como explica el portal Cuídate Plus, de Marca, existen diferentes tipos de coronavirus y la mayoría no son graves, pero el que tiene en alerta a la población mundial es el 2019-nCoV, que produce un “síndrome respiratorio grave”; su sintomatología se asemeja a la de una neumonía avanzada.

En redes sociales y diferentes portales se ha dicho que lavar la nariz con solución salina es una forma de prevenir el virus, pero la Organización Mundial de la Salud, regional pacífico, aclaró que no existe evidencia de que esto funcione, por lo tanto, no se recomienda.

Aunque el ajo por sus propiedades microbianas puede ser útil para sobrellevar gripas y hasta tos, es poco probable que su consumo evite que una persona se contagie.

En el caso de las vacunas, como es el específico de la neumonía, están diseñadas con un objetivo único, así que no dan protección contra este virus. Se necesita una específica, que aún está en investigaciones.

Si la persona necesita recibir alguna encomienda de China no tiene ningún riesgo de padecer coronavirus, pues los análisis han arrojado que no sobrevive por mucho tiempo en objetos.

Como estrategia, o simples propiedades, se ha dicho que el aceite de sésamo bloquea el virus y, aunque es saludable y rico para adicionar a las comidas, “no mata” el 2019-nCoV, como se catalogó científicamente al virus.

Los animales de compañía se han convertido en base fundamental de muchos hogares, por esto hay quienes se preocupan por su salud; hasta el momento no hay evidencia de que los gatos o perros se infecten con el virus.

Teniendo en cuenta que la automedicación es una práctica común en varias personas, cabe mencionar que la OMS recordó que los antibióticos funcionan en el caso de bacterias, más no de virus.