En un video, la cadena de noticias indicó que si bien no hay evidencia científica que lo compruebe, los expertos coinciden en que a los perros les atraen los olores que van percibiendo en el camino.

De acuerdo con BBC, las membranas olfativas de un perro son mucho mejores que las de los humanos: mientras ellos cuentan con 300 millones de receptores olfativos, las personas solo tienen 6 millones.

El medio agrega que a medida que el aire se mueve sobre la membrana olfativa de un perro, los receptores olfativos van captando los olores que hay en el camino; por esta razón, entre más aire, más olores.

Gracias a esta cualidad de los canes, no es extraño que ahora en Finlandia estén entrenando perros para detectar qué personas tienen coronavirus, a partir de muestras de orina.