La comunicadora empezó planteando el panorama en el que muchas personas se vieron envueltas por la orden de aislamiento. Durante los primeros días, para muchos era una novedad hacer videollamadas grupales.

También comentó que para muchos ese espacio fue la oportunidad perfecta para conocerse, puesto que nunca se habían visto frente a frente.

Incluso, llegaron al punto de hacer una fiesta en medio de sus encuentros virtuales, bailaron al ritmo de Bad Bunny y bebieron con gusto; aunque cuando la llamada terminó sintió que todo había sido “un espejismo”, como si se hubiese roto una burbuja.

Con el paso de los días, los encuentros por videollamadas se convirtieron en paisaje, “empezó la etapa de costumbre” y luego llegó el golpe de realidad, por lo que dejó una corta reflexión:

“Cada vez que acaba una (llamada), no puedo evitar preguntarme: ¿nos acabaremos acostumbrando a esto? Empiezo a querer que me miréis a los ojos, quiero tocaros”.

Teniendo en cuenta que los días siguen pasando y que aún no se ve con claridad el final del túnel de este aislamiento, que llevó a pensar que un abrazo es una señal de peligro, siempre es bueno aprovechar la cercanía que da la tecnología, mientras la realidad regresa.

Por esto mismo es que Diego Carvajal ha implementado en ‘La W’ el ‘Playlist del aguante’, una idea que empezó con el toque virtual de DJ Pony y le recordó a muchos qué tan placentero es escuchar buena música en casa.

Además, enlazaron Zoom, la plataforma de videoconferencias, para llevar técnicamente hasta la sala de la casa de cada oyente una experiencia en la que se han vivido noches de salsa, covers, bandas sonoras y hasta fiesta massai.

Lo importante de esto ha sido sin duda el poder sentir de cerca la radio y que los ‘beats’ muevan fibras. Las listas de música han sido curadas por melómanos  y están disponibles en Spotify.

Aquí, una buena alternativa para pasar las noches que vienen: