En la carta, que fue publicada en la cuenta de Twitter de ACIN, la asociación hace un llamado para que estos elementos sean usados en los casos necesarios y efectivos, no como de manera obligatoria como se ha visto en diferentes puntos del país.

Explican que el uso continuo del tapabocas sin ser portador del virus genera un mayor riesgo de contagio debido a que la persona que se toque las mucosas de la cara y luego toque superficies puede propagar más rápido el coronavirus. Además, porque quienes usan las máscaras suelen tocarse la cara constantemente y contaminar el tapabocas.

Añade que otra razón importante es el desabastecimiento de estos elementos de protección para personas que realmente los necesitan, lo que agrava la situación por la que atraviesa el mundo. 

“Los elementos de protección personal son la piedra angular para evitar el contagio. Su uso inadecuado aumenta el riesgo de transmisión”, dice ACIN en su publicación.

Por otro lado, recuerda que el pilar para contener el virus es la higiene en las manos, un lavado de manos con agua y jabón o fricción con soluciones alcohólicas.