La entidad celebró el martes un “avance científico” sobre un medicamento de la familia de los esteroides que aporta beneficios positivos a la hora de tratar a las personas que tienen síntomas graves de coronavirus.

Es el primer tratamiento comprobado que reduce la mortalidad en los pacientes enfermos de COVID-19 bajo asistencia de oxígeno o respirador“, comentó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en un comunicado.

“Es una buena noticia y felicito al gobierno británico, la Universidad de Oxford y a los numerosos hospitales y pacientes en el Reino Unido que han contribuido a este avance científico que salva vidas“, añadió.

Hasta la fecha, la pandemia causó al menos 438.250 muertos, desde su aparición en China en diciembre, según un balance de la AFP.

El anuncio de los responsables del ensayo clínico británico Recovery de que habían descubierto que un esteroide, la dexametasona, reducía un tercio la mortalidad entre los enfermos más graves del nuevo coronavirus, reavivó la esperanza de encontrar un tratamiento ampliamente disponible y barato contra el virus.

Según ellos, “con este tratamiento podría evitarse una muerte por cada 8 pacientes bajo respiración artificial“.

“Es un gran avance en la búsqueda de nuevas maneras de tratar a enfermos de COVID-19“, dijo en un comunicado el doctor Stephen Powis, director médico del NHS, el servicio de salud británico.

El medicamento se utiliza en numerosas indicaciones por su potente efecto antiinflamatorio.

“Los investigadores compartieron las primeras informaciones sobre los resultados del ensayo con la OMS, y esperamos fervientemente conocer el análisis completo de los datos en los próximos días”, agregó la entidad de salud internacional.