Puntualmente se refirió al peligro que pueden tener de contagio de COVID-19 quienes asisten a centros comerciales e incurren en comportamientos como comer helado y andar sin tapabocas por varios puntos del lugar.

“Hagamos énfasis en que en este diciembre no podemos estar comprando el helado, toda la familia compra el helado y empieza a caminar por el centro comercial, sin la mascarilla para poderse comer el helado”, detalló el funcionario, citado por Noticias Caracol.

Según él, en caso de que una persona sea asintomática y consume helado de forma en que Murrain lo describe, podría repartir el virus por todo el centro comercial y las víctimas serían los demás visitantes del lugar. “Eso no se puede hacer”, enfatizó.

Sin embargo, también explicó que si una persona quiere comer helado o cualquier otra cosa en el centro comercial, debe quedarse quieta en algún punto y cerciorarse de que no haya alguien a menos de dos metros de distancia. (Vea también: Segundo pico de coronavirus en Bogotá no llegará este año, anuncia Claudia López).

“Un centro comercial es un sitio cerrado en donde la circulación del aire es mucho menor y es mucho más riesgoso el tema”, alertó el director de Cultura Ciudadana de la Alcaldía de Bogotá, en ese mismo noticiero.

Protocolo para evitar contagio en centros comerciales en Colombia

Desde junio pasado, cuando se reabrieron los centros comerciales en Bogotá y otras ciudades, se fijaron varios protocolos que son un requisito para poder ingresar y comprar en diferentes almacenes.

Entre los protocolos está la toma de la temperatura y la desinfección obligatoria de manos y de suelas de zapatos en las puertas. Esto puede variar entre los establecimientos, pues los mecanismos y ayudas tecnológicas son distintos; incluso, algunos tienen cámaras de calor corporal en su entrada.

Además, en el parqueadero únicamente se permite el ingreso del conductor y hay cupos separados con un espacio de por medio.

Uno de los compromisos que tienen estos negocios es hacer cumplir el aforo real para que no se supere el 35 % de la capacidad en el centro comercial.