En la investigación, que fue compartida por la revista Social Science and Medicineanalizaron a 1.000 mujeres que abortaron, a quienes les hicieron un seguimiento durante 5 años, en los que les realizaron 11 pruebas para verificar su estado de salud mental.

Los expertos que realizaron el estudio encontraron en los datos recopilados que la gran mayoría de las mujeres no lamentan haber abortado y, las que sí se arrepienten, representan a una mínima cantidad de la población.

Como explicó CNN, los datos arrojaron que el 84 % de ellas no tenían emociones negativas sobre esta decisión ni durante ni pasados los 5 años, de hecho no tenían ningún sentimiento.

Solo el 6 % de las que participaron en la investigación expresaron pensamientos negativos, aunque cada vez sus emociones eran menores; en la mayoría de casos encontraron que sentían de una u otra forma una sensación de alivio.

Sobre la controversia que genera el tema del aborto, varios expertos y organizaciones especulan qué pasa con quienes se someten a este procedimiento, pero por la poca cantidad de datos recogidos, el análisis citado sería el que más se acerca a la realidad.

“Ese es un argumento infantil, basado en la idea de que las mujeres no son capaces de tomar decisiones médicas importantes por sí mismas”, acotó Vice, sobre quienes asumen que ellas se arrepienten.

El último portal mencionado también comentó que quienes no son proaborto hablan de sentimientos negativos, sin conocimiento de causa, para convencer a más mujeres para que no lo hagan.