De hecho ya lo está haciendo y detrás de este dispositivo, que está en el mercado colombiano desde 2017, hay un trabajo científico muy importante. La compañía enfatiza en que este producto está dirigido únicamente para los fumadores y que se podría convertir en una herramienta para reducir el daño que genera el consumo de tabaco.

Además de trabajar en la parte científica, la multinacional Philip Morris International (PMI) tiene que enfrentar grandes retos en materia de comunicación a la hora de dar a conocer lo bueno y lo malo de su dispositivo. Por ejemplo, en 2018 se lanzó una advertencia a nivel mundial relacionada con que estos dispositivos tienen sustancias tóxicas y cancerígenas, lo que no desmiente la compañía.

Esa afirmación surge de varios estudios en los que se basa la Sociedad Española de Cirugía Torácica y Neumología (Separ), citada por ABC de España, que en 2018 alertó que IQOS no evita la presencia de sustancias tóxicas que, de una u otra forma, resultan siendo nocivas para los fumadores.

Este y otros temas sobre IQOS fueron expuestos en el marco del evento Technovation, una feria de tecnología y ciencia organizada por Philip Morris International (PMI) en Suiza, en donde Pulzo pudo conocer de cerca pros y contras que puede tener este producto para quienes fuman actualmente.

¿Qué es IQOS?

Se trata de un dispositivo de tabaco sin humo ni combustión que contiene niveles del 5 % de los componentes dañinos del cigarrillo convencional. Ya se encuentra en más de 40 países. En Colombia ya cuenta con 80.000 usuarios.

De acuerdo con Moira Gilchrist, vicepresidente de Comunicaciones Estratégicas y Científicas de PMI, es un producto que reduce en gran medida el daño que causa el cigarrillo tradicional. Sin embargo, no se puede dar certeza (en un 100 %) de que no genere enfermedades pulmonares a futuro.

iQOS
Moira Gilchrist / Pulzo.

¿Qué personas definitivamente no deberían utilizar este dispositivo?

Según Gilchrist, no lo debería usar alguien que no haya fumado nunca, especialmente jóvenes, porque estos son productos para adultos.

“Tampoco las embarazadas porque la nicotina acelera el ritmo cardiaco y puede exponer a la mujer. Las personas con enfermedades cardiovasculares graves tampoco deben usarlo porque la nicotina acelera el ritmo cardiaco y la presión arterial, lo cual puede aumentar la posibilidad de que alguien tenga un ataque al corazón”, explicó la científica.

¿IQOS puede producir cáncer?

De acuerdo con la científica de PMI, los niveles de químicos de un cigarrillo normal que podrían ocasionar cáncer se reducen en un 95 % con este dispositivo. Sin embargo, es importante aclarar que no se eliminan completamente y, hoy, no es posible decir categóricamente que no puede provocar cáncer.

“Lo que hemos hecho también es un estudio en donde utilizamos químicos que producen cáncer (de un cigarrillo normal) y probamos con el aerosol de IQOS en ratones en una gran proporción de su vida. Lo que vimos fue que el cigarrillo tradicional provocó cáncer en esos ratones, pero el aerosol de IQOS no”, explicó Gilchrist a Pulzo.

Philip Morris International

En contraste, la Separ, basada en estudios, reconoce que IQOS tiene menor concentración de elementos tóxicos, pero en los estudios realizados se evidencia que contiene un hidrocarburo policílico aromático cancerígeno, el acenafteno.

“Se detectó en una concentración en humo de IQOS de más del doble a la que se encontró en los cigarrillos convencionales. Tras estos hallazgos, los autores concluyeron que el humo liberado por IQOS contiene elementos tóxicos para la salud de las personas que utilizan estos dispositivos”, señala ABC, de España.

¿Cuáles son otras afectaciones reales que este dispositivo tiene para la salud?

Pulzo también habló con el director de Desarrollo de Productos de PMI, Jean-Claude Schneider, que explicó que se han presentado todas las evidencias científicas de estudios.

“Primero vemos en los componentes y después en el laboratorio que se reduce en un 95 % los componentes nocivos en comparación con los cigarrillos normales. Después, vamos a ver la toxicidad que produce el aerosol y de los cigarrillos normales. Posteriormente, nos vamos a hacer pruebas in vitro con células y vemos nuevamente una exposición del humo convencional y del aerosol, las células son sensibles a los elementos tóxicos, por lo que vemos que las células se mueren cuando están expuestas. Aquí podemos ver que hay una reducción masiva de la toxicidad”, describe.

Jean-Claude Schneider / Pulzo.

Según dice, en el aspecto clínico se muestra que esa reducción de la toxicidad está casi a niveles de abstinencia. Y, luego, se analizan los biomarcadores y muestran que el consumidor sigue expuesto, pero hay una reducción del 95% de toxicidad en comparación con los cigarrillos.

“Hay que ser claros, no es un producto de cero riesgos, es un producto que lo reduce considerablemente, pero sigue teniendo riesgo. Obviamente, lo mejor que puede haber es dejar de fumar, pero si por alguna razón la gente no quiere o no puede, es una mejor alternativa en reducción a niveles”, sugiere Schneider.

En línea con la posición del científico de PMI, otro estudio realizado por el doctor Kanae Bekki, citado por ese mismo medio español, evidenció la presencia de tóxicos en el humo del tabaco de IQOS y, en algunos casos, se semeja a la cantidad de los cigarrillos habituales. Según los investigadores, parte de estos tóxicos pasan al humo exhalado por los fumadores.

“Y concluyeron que el consumo de IQOS puede producir daños tanto en fumadores activos como pasivos de estos dispositivos”, advierte ABC.

¿Una persona que no haya fumado jamás y comience a usar este dispositivo qué afectaciones va a tener?

Schneider reitera en que se recomienda a la gente que no ha empezado a utilizar un producto que no lo haga si no es fumador. Además, tratan de no venderle IQOS a quienes no son fumadores.

“Hemos hecho estudios con animales, en los que los exponemos a IQOS y vemos niveles muy bajos de efectos tóxicos, en comparación con los animales expuestos al cigarrillos normales. En general, queremos que quede claro que si no eres un adulto fumador, estos productos no son para ti”, enfatizó.

Philip Morris International

¿Cuál es el tiempo de vida útil de estos dispositivos?

Schneider explica que este dispositivo está programado para durar dos años. Sin embargo, dice, puede haber variaciones dependiendo de cómo se usa y se cuida.

“Pero a nivel tecnológico y de rendimiento te debe durar 2 años”, explicó.

¿Este producto puede acabar con el cigarrillo tradicional?

Para Schneider, ese es el propósito de PMI, que IQOS pueda eliminar el cigarrillo a futuro, esto pese a que la mayoría de sus ingresos provienen del tabaco tradicional.

“No sé cuándo vamos a cambiar por completo, pero llegará un momento en el que todos los recursos que se está invirtiendo en marketing, tecnología y nuevos productos van a empezar a generar recursos para que el reemplazo del cigarrillo se dé”, sentenció Schneider.

Por: Carlos Díaz

Subdirector editorial Pulzo