Según contó Barreto Rodríguez a Noticias Uno, de un momento a otro se le inflamó el costado izquierdo de su cara y le empezó a salir sangre de la hinchazón, y en la clínica le encontraron “una masa grande en la mejilla”.

Para 2015, según el informativo, los médicos diagnosticaron que el tumor que tenía Juvenal era maligno, y por eso le hicieron un tratamiento con radioterapias y luego, por medio de una cirugía, le retiraron los restos que quedaban.

“(En) la biopsia salió que era la picadura de un insecto”, explicó el hombre de la tercera edad, que dijo que el Instituto de Cancerología le ordenó 30 quimioterapias, y que fue allí en donde le tomaron varias fotos.

Una de esas imágenes es la que hoy aparece como advertencia en las cajetillas de varias marcas de cigarrillos, acompañada del siguiente mensaje: “Fumar te da cáncer de boca”.

“Había unas enfermeras que me dijeron que yo era el más apetecido para tomar esa fotos”, contó en el noticiero el abuelo, que entró en depresión al ver, años después, que su cara era la imagen de la campaña que lanzó el Ministerio de Salud para promover el no consumo de tabaco.

Noticias Uno averiguó sobre este caso y encontró un fallo del Consejo de Estado, de junio de 2018, en el que se advierte que el Ministerio de Salud y el Instituto de Cancerología “atentaron contra la buena fe” del hombre, y advirtió que el abuelo “no sabe leer ni escribir” y que no tiene familia.

Pero al revisar el texto del fallo del alto tribunal se observa que en la respuesta de que dio el MinSalud hay un documento adjunto en el que aparece la firma de Barreto, con la que supuestamente autorizaba el uso de su imagen para la campaña denominada “advertencias sanitarias (cáncer de boca)”.

Tomada de: Consejo de Estado

“No, eso no. Yo hasta donde me hacían firmar papeles de la junta médica, pues eso si no sé qué pasó”, lamentó el hombre.

El noticiero dice que según ese tribunal, al parecer “los funcionarios llenaron el formato por Juvenal, y no le explicaron para qué eran las fotos”.

“No se evidencia que en el contenido del mismo se haya descrito que las imágenes serían usadas en cajetillas de cigarrillos”, dice el fallo, que ordenaba no seguir divulgando y retirar, en los siguientes 15 días, la imagen del abuelo de las cajetillas.

Pese a esta orden de retiro, la cara del abuelo, que hoy vive solo en una finca en Villeta (Cundinamarca), sigue apareciendo en las cajetillas, pues un amigo suyo así se lo hizo saber por medio de un video, el pasado 31 de agosto de 2019.

Este es el informe completo de Noticias Uno: