El peso, la falta de hidratación, los ejercicios y hasta ese brasier que tanto usa puede estar causando un daño. Estas son algunas recomendaciones que dio Soy Carmín para evitar este problema.

  • Usar bloqueador: además de aplicarlo en la cara y en las manos hay otras zonas como los pechos que también quedan expuestos a la luz solar, por lo anterior en muchos de los casos las mujeres desarrollan arrugas en el área. La soltura en la piel los hará lucir flácidos.
  • No deberá realizar deportes de alto impacto: esto normalmente afecta a aquellas que tienen un tejido mamario abundante, pues en este tipo de prácticas los senos estarán en constante movimiento y esto, aunque parezca inofensivo, reduce la producción de colágeno (que otorga elasticidad y firmeza en los tejidos).
  • Mirar el brasier adecuado: realmente debe cumplir la función de sostener los pechos (no solo adornar), debe ser seguro para que los senos no se muevan de lado a lado y debe ser la talla correcta.
  • Mantener una alimentación adecuada: cuando se hacen cambios drásticos en la alimentación los pechos los sienten, pues habrá cambios de peso que alterarán el tejido de la piel, por ende el tejido mamario.
  • Fumar: el tabaco no solo afecta la salud del sistema respiratorio pues sus toxinas cusan grandes daños en la piel y como todo el cuerpo está conectado esto también afectará la rigidez de los senos.