A pesar de que el uso de estos aparatos tecnológicos ya es una constante en la vida de las personas, pocos conocen el daño que produce la luz que emiten y culpan a otros factores de las alteraciones que sufre su salud.

Por esto, la optómetra Yohana Chacón dio un listado de los problemas que desarrollan quienes usan mucho su celular o computador:

  • Fatiga en los ojos: la persona suele tener la necesidad de parpadear con frecuencia para tomar un descanso y le es difícil cumplir con las tareas diarias.
  • Degeneración: los músculos de la retina tienden a deteriorarse.
  • Insomnio: la luz altera el reloj biológico de la persona, que es el encargado del buen funcionamiento del ciclo del sueño. No recuperará la energía suficiente para cumplir con sus labores diarias.
  • Depresión: hace que los espacios que ilumina sean cada vez más fríos, por lo tanto, la persona entristece o se desanima.
  • Degeneración macular asociada a la edad: esta es la principal razón de ceguera en el mundo. La luz logra pasar y daña las células presentes en la mácula, tejido sensible a la luz que no posee capacidad de regeneración.

Lo mejor que se puede hacer es procurar un uso moderado y graduar la luz de la pantalla en una potencia baja.