Lina Betancurt, asesora sexual, dijo en una grabación que tiene varias pacientes que se quejan porque, al ser penetradas con los dedos, sus parejas no lo hacen bien y terminan lastimadas; por lo tanto, evitan esta práctica sexual.

Por lo anterior, la experta aseguró que en muchas ocasiones esto se debe a que no saben de qué forma introducir los dedos en la cavidad vaginal; se debería hacer de forma vertical y no horizontal; cuando ya se esté adentro ahí sí colocarlos como se acostumbra.

Debido a que la entrada vaginal tiene forma de gota de agua invertida, este tipo de penetración se debe hacer de forma cuidadosa y lenta. Además, debe recordar que el punto G se encuentra a apenas 2 falanges de la entrada.

Para lograr estimular la famosa zona del placer, quien da los toques deberá doblar los dedos en una especie de pinza, lo que la actriz porno Esperanza Gómez llamó “rascar la pared”.

Betancurt también recomendó que antes de empezar con la práctica tener la zona bien lubricada, no penetrar hasta que haya una buena cantidad de líquido; de no generarse, se puede hacer uso de un lubricante a base de agua.

Aquí, la explicación completa: