Aunque hay muchos que disfrutan de compartir las festividades decembrinas con sus seres queridos, existe otro grupo que agradeció faltar a esta costumbre por primera vez en su vida; la mayoría expuso que tiene un familiar que lo desgasta anímicamente.

“Me siento infeliz todo el tiempo que estamos juntos por las vacaciones”, expuso una entrevistada al medio, quien reservó su identidad y aseguró que no podrá viajar a Estados Unidos, país en donde su presidente electo fue de los primeros en recibir la vacuna contra el coronavirus.

Otra mujer confesó al informativo que sus padres fallecieron hace algún tiempo y ahora las reuniones son con sus hermanos; hay uno específicamente que es casado y, en definitiva, la pareja no es de sus afectos.

En las declaraciones, hubo quienes comentaron que hay seres queridos que les absorben su energía y siempre están hablando de sus problemas, por lo que la COVID-19  se convirtió en el mejor escudo para evitar todo aquello, contó al portal de noticias.

Ante la excusa perfecta, un hombre comentó que está totalmente cómodo con declinar la oferta de estar en familia, que prefiere no publicar nada en redes sociales para que ellos no se den cuenta y así disfrutar de unas cómodas vacaciones.

Reenee Slingh, terapeuta de familia, informó a BBC que la pandemia no es una excusa que se haya creado en Navidad pues, desde que fue posible darla, varios no tuvieron problema en cerrar sus círculos sociales y familiares.

“Para algunos, es un alivio no volver a casa y pueden usar el tiempo para reflexionar sobre el año”, aseveró la especialista, y agregó que hay otros que sí lamentan no poder compartir estos espacios, pues la soledad los ha afectado mucho.