El equipo de investigación responsable del estudio, dirigido por Li Yufeng, profesor del Centro de Medicina Reproductiva de un colegio médico de Wuhan, recomienda que los hombres afectados por coronavirus se hagan pruebas tras ser dados de alta para descartar posibles daños.

Aunque no se ha confirmado que el nuevo coronavirus afecte a la fertilidad masculina, los médicos indican que es muy similar al del Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS), que afectó a China en 2003, según el portal chino de información ‘The Paper’.

El virus del SARS, prosigue el estudio, puede causar un daño grave a los testículos y causar la disfunción de algunas células relacionadas con la reproducción.

Por ello, los médicos aseguran que “teóricamente hablando” la neumonía COVID-19 puede provocar daño en los órganos reproductores masculinos afectando a la producción de esperma, lo que tendría consecuencias en la fertilidad y eventualmente causar infertilidad, además de afectar a la vida sexual.