Como detalló la especialista mexicana, lo primero que las personas deberían hacer para mejorar los encuentros es dejar de lado el temor al rechazo, como por ejemplo no querer prender la luz en el acto, pues hay que aceptar el cuerpo tal cual es, de lo contrario no podrá disfrutar como debería. “Este miedo es parte de la vida”.

Pulzo

“Soltar el pene” llamó Elsy a la tendencia que tienen la mayoría al pensar que este es el responsable de toda la satisfacción que se pueda dar en el encuentro y no se refiere a la masturbación sino a ver el cuerpo como todo un órgano sexual.

Tocar y sentir el cuerpo propio y el del otro es clave para avanzar; cuando se hace la exploración como si fuera la primera vez la percepción cambia completamente. “Sentir tiene que ver con dejar de pensar“, agregó Reyes.

Pulzo

En cuanto al clítoris, es el caso contrario al del pene, como ratificó la sexóloga; aquí la atención se debe centrar en esta zona, pues es la única parte del cuerpo humano que está diseñada solo para sentir placer, no tiene otra función; por lo tanto, es necesario consentirlo más si se quiere llegar al anhelado orgasmo.

Pulzo

Salir de la zona de confort es algo que genera temor en muchos, pero si no se hace en el ámbito sexual, es muy probable que, como aseveró Elsy, los encuentros se tornen monótonos. El sexo es “prueba y error”.

Atender las emociones es indispensable a la hora de eliminar los bloqueos sexuales que atormentan a tantos; todos estos cambios hacen que la persona se vuelva más generosa en su intimidad, y no solo se habla de cuando comparte su sexualidad con alguien más, también en los momentos de autoerotismo.

Esta es la explicación de la especialista: