Por lo anterior, el portal Women’s Health recordó a las personas que deben usar un buen bloqueador solar para evitar estas marcas solares que, en algunos casos, podrían quedar de por vida. Incluso, se han reportado casos de personas que desarrollan cáncer de piel, “especialmente con trastornos como melanomas o carcinoma”.

Estas fueron las recomendaciones que le dio la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria al medio:

  • Evitar las cremas terminadas en ‘caina’: lo ideal en este caso es no correr hacia la farmacia a comprar cualquier producto que pueda “aliviar” las incómodas quemaduras; la recomendación es evitar productos como la benzocaína, pues irrita más la piel y genera alergias.
  • Aceite de árbol de té: es un gran cicatrizante, antiséptico y antiinflamatorio, perfecto para aliviar las quemaduras. Preferiblemente no aplicarlo directamente sobre la piel; es mejor diluirlo un poco en agua fría o mezclar con el cristal de sábila. En algunos lugares se consigue por su nombre en inglés ‘Tea Tree’.
  • Baño de agua fría: esto es lo primero que se debe hacer cuando se ve que la piel se quemó. Además de esta ducha, podrá colocar compresas frías sobre la zona para reducir la molestia´y tomar agua para hidratar el cuerpo en general.
  • Sábila: no solo las plantas sino las cremas que la tengan como ingrediente principal y que estén destinadas para aliviar las quemaduras producidas por el sol. Lo que sí produce un alivio inmediato es frotar el cristal de la planta directamente.