Según el portal Men’s Health, además de que los invita a explorar zonas que normalmente no se atreverían a estimular, ver porno de este tipo hace que el acto se vea más erótico, puede que no le guste el gay, pero podría probar con el lésbico.

En el caso del porno entre chicas, los hombres lograrán toda una serie de ideas por ejemplo que no es tan agresivo con el heterosexual, que sus juegos previos son más eróticos y para cuando empiece la acción ellas van a estar más que preparadas.

Estos son algunas razones específicas por las que las parejas heterosexuales deberían explorar el porno gay y lésbico:

  • Mejora la intimidad: Debra Laino le dijo al medio que “hay una sensualidad en el porno lésbico que puede resaltar el lado erótico de una mujer”, que cuando ella lo ve se siente más familiarizada con su cuerpo y aportará un sinfín de sensaciones nuevas. Descubrirán cosas que ni siquiera sabían que existían.
Pulzo
  • Libera la mente: “Muchas veces, los hombres dicen que el porno lésbiuco mostró cómo las mujeres realmente querían tener relaciones sexuales. […] Les enseñó a ser más íntimos y más lentos”. En el caso de las mujeres ellas aprendieron que los hombres tenían más zonas para erotizar aparte del pene; se enfocaron en los testículos, la espalda, pezones, perineo y hasta el ano.
Pulzo
  • Liberar el lado salvaje: mirar el erotismo femenino estimula tanto a hombres como a mujeres, pues, a pesar de que muchas se nieguen a explorarlo quienes se atreven llegan a sentirse muy candentes; los dos se verán beneficiados, pues el golpe erótico de estas experiencias los hará ser más libres en la cama.
Pulzo
  • Empodera: cada uno se sentirá más cómodo con su cuerpo, más libre a la exploración de sus puntos de placer. Será más sencillo que haya versatilidad y uno no sea el único que tenga el mando. Incluso, los expertos consultados recomendaron verlo en pareja para ver qué si y qué no se atreverían a probar.
Pulzo