Como informó US Weekly, la primogénita de Kris Jenner practica la famosa dieta cetogénica, a la que le agrega diariamente antes y después de entrenar un poco de polvo de colágeno, que ayuda a rejuvenecer y mantener un cuerpo saludable.

Para el desayuno, Kourtney prepara un batido de aguacate (lo endulza con estevia, porque no puede comer miel), le agrega aceite de coco, polvo de caldo de hueso y algas azules o verdes.

Su almuerzo no es nada complicado, sin contar con que tiene su propio chef; pide que le preparen una ensalada basada en proteína de pavo, y le adicionan verduras mixtas y claras de huevo.

Aunque se pensaría en una gran cena, la estrella de ‘Keeping up with the Kardashians’ prefiere un poco de pollo o salmón “limpio y simple”. Pero en otras ocasiones reemplaza esto con un poco de arroz con coliflor o brócoli, lo cual engaña a su cerebro.

Cuando le da hambre entre comidas escoge bocadillos sencillos, prepara un poco de té verde o caldo. Si lo dicho no es suficiente, se come algunas nueces.