¡A ver hijos de su puta madre, ya se la saben, dame el teléfono!”, dijo el delincuente, que vestía una camiseta blanca tipo esqueleto, cuando se subió a la carrera al vehículo.

Cuando le había rapado el teléfono a un hombre, otro que se encontraba al lado de la pequeña puerta le obstruyó la salida con su pie. En ese momento, los otros pasajeros aprovecharon para evitar que se escapara y le empezaron a propinar puños y patadas.

Otro ladrón, que no ingresó al colectivo, sí alcanzó a escapar apenas vio que estaban golpeando brutalmente a su cómplice.

Venías muy leoncito, ¿no? Esto es lo que sentimos todos nosotros”, le gritó uno de los pasajeros del colectivo mientras le lanzaba los golpes y todo tipo de improperios.

Mientras tanto el delincuente aclamaba piedad y dijo “que no les quitó nada”, por lo que pedía que lo dejaran en paz y no le pegaran más.

La paliza quedó capturada en video gracias a la cámara de seguridad que está dentro de la unidad de transporte público, precisamente para velar por la seguridad de los habitantes de Ciudad de México, pues según el diario El Heraldo de México esta práctica de hurto se ve cada vez más, incluso en medio de la pandemia por el coronavirus.

El video que se viralizó en Facebook dura alrededor de 4 minutos, de los cuales 3 son de la brutal paliza que le dieron al delincuente. En un segundo video, más corto y grabado desde otro vehículo, se ve que al ladrón lo tiran casi moribundo a la calle y hasta le quitan la ropa, dejándolo desnudo.

A continuación, los 2 videos que dan cuenta de la paliza y que en Facebook, juntos, tienen más de un millón de reproducciones: