Con angustia, Masi publicó su denuncia en redes sociales para ver si alguien de sus conocidos reconocía al delincuente que en su moto aprovechó que Dulce, una pitbull color marrón, estaba sola en el frente de su casa.

“Se agradece cualquier información de esta persona… Lacra, rata o como quieran llamarlo. Te estoy buscando, ya lo sabes”, escribió el joven argentino el pasado miércoles 26 de mayo junto a una foto del ladrón y el video del robo.

En las imágenes se logra ver al delincuente frenar con su moto al frente de la casa de Martín Masi. Luego de observar por varios segundos hacia la vivienda, se decide y toma a Dulce, para luego huir a toda velocidad del lugar.

El argentino vivió días de tristeza y angustia por perder a su nueva compañera, a la que le había cogido gran cariño en pocos meses. Además, nunca se imaginó la resolución del robo de su perra.

El sábado 29 de mayo, Dulce regresó a casa de Masi con una nota que sorprendió a su dueño, pues el ladrón se arrepintió de lo que había hecho y así lo escribió en el manuscrito.

“Sabes que no se qué se me pasó por la cabeza. Solo vi a la perra y la agarré. Te pido mil disculpas. Perdón por el mal momento, es hermosa”, se lee en la carta, que también fue difundida en Facebook por Martín.

El joven argentino, para informarle a sus conocidos que le habían ayudado a compartir el video, publicó una foto junto a su amada mascota y otra de la nota. “¡Dulce ya volvió a casa! Agradezco a todo aquel que me dio una mano, y también agradezco que la hayan devuelto”, finalizó.