De acuerdo con el Daily Mail, Carra publicó en su cuenta de Facebook en sentido mensaje en el que despidió a sus padres y además criticó el sistema de salud en Italia, país más afectado por el COVID-19 después de China.

“Mi padre tenía 86 años, era anciano, sí, pero no tenía patologías previas. La gente debe entender que tiene que quedarse en casa porque está bien que sigan diciendo que las víctimas son solo viejos, pero cuando les pasa a sus padres de verdad es muy difícil. Ya no los he vuelto a ver, se han llevado los cuerpos al cementerio y sabemos que tardarán unos días en incinerarlos porque hay demasiados muertos”, escribió el sentido italiano en esa red social, citado por el mismo medio.

Luigi Carrara, de 86 años, y Severa Belotti, de 82, fallecieron mientras estaban en cuarentena y esperaban recuperarse del coronavirus en su ciudad natal Albino, provincia de Bérgamo, indica el rotativo inglés.

Luca explicó que durante 8 días que estuvieron encerrados en su vivienda sufrieron de fiebre, hasta 39 grados, y no recibieron ninguna asistencia médica, pues dice que los hospitales en ese lugar ya no dan a basto.

Murieron solos, así es como funciona este virus. Tus seres queridos se quedan solos y ni siquiera puedes despedirte, abrazarlos, tratar de darles algo de consuelo, una buena mentira como “todo estará bien”, agregó Luca Carrara en su Facebook.

Lo peor para este italiano es que está en su casa y no puede salir porque está en cuarentena junto a su esposa e hijos, por lo cual su hermana se encargará de todo el papeleo para la cremación de los cuerpos.

Hola papá y mamá. Este virus malo se los llevó a ambos el mismo día, ¿continuarán discutiendo allí también? Creo que sí, pero luego todo terminará en un abrazo”, finalizó Carrara,citado por el Daily Mail.

Italia, hasta este viernes, tiene más de 12.400 contagiados, de los cuales 827 fallecieron.