El toro se escapó del frigorífico BISOM, que está ubicado a 7 kilómetros del lugar donde la mujer fue embestida, informó el Clarín, tras recoger varios testimonios.

Jorge, uno de los testigos, aseguró que todo ocurrió cuando la mujer, identificada como Claudia Tarrida, de 40 años, salía de su lugar de trabajo. “Lo tenía a 3 metros y cuando [el toro] empezó a tomar velocidad, ella no tuvo tiempo de reaccionar”, recordó el hombre, según el mismo medio.

En una entrevista con A24, recogida por el periódico argentino, la víctima indicó que fue muy afortunada de salir con solo unos moretones:

“Me dijeron que la saqué barata porque tengo traumatismos, pero no me quebré nada”.

Claudia también manifestó que, antes de ser embestida por el toro, varias personas le gritaron que tuviera cuidado con el animal; sin embargo, ella no creyó que se tratara de un toro de verdad.

Al final, el animal (que se había escapado con otro más) fue capturado y enviado de regreso al matadero.

Este es el video de la embestida: