La pandemia que golpeó al mundo en 2020 llegó a Colombia en marzo, dato que no pasó desapercibido para muchos, y menos con sismo de magnitud 5,1 incluido.

Muchos bromearon con que la historia se repetiría, pero de maneras impensadas:

Otros también se mofaron de tener que evacuar, pero sin olvidar el tapabocas:

Algunos también se extrañaron con que no sucediera en Santander, donde suelen localizarse los epicentros de la mayoría de temblores en el país:

El viejo chiste de Unicentro, en vez de epicentro, volvió a ser tendencia: