La joven, que saltó a la fama en junio 2012, confesó que, después de un año de hacer contenidos para YouTube, empezó “a sentir el estrés y el peso del trabajo” como nunca antes lo había hecho.

Según ella, a principios de 2014, cayó “en una depresión muy profunda” y, en lugar de buscar ayuda, lo mantuvo en secreto.

“Me sentía avergonzada y culpable de estar estresada y abrumada, a pesar de tener un trabajo y unas oportunidades que eran grandiosas. No entendía por qué no podía manejar esto”, añadió.

Laina también contó que, de alguna manera, la depresión la hacía sentir vergüenza. “No la entendía; fui muy dura conmigo misma por esto”, indicó la ahora ex ‘youtuber’.

En cierto momento, ella acudió a un terapista, quien, después de 9 meses, le convenció de que viera a un psiquiatra. Este especialista le recetó medicamentos para la depresión y la ansiedad; sin embargo, ella se negaba a aceptar que necesitara esta ayuda para mejorar. “Luché mucho para aceptar que necesitaba ayuda con mi salud mental”, reveló la joven.

De acuerdo con su relato, escuchar testimonios de otras personas que atravesaron por lo mismo fue algo que le ayudó a aceptar los medicamentos. De hecho, aseguró que la actriz Kristen Bell, quien “ha hablado muy abiertamente acerca de su depresión y su uso de medicación” fue una inspiración para avanzar.

Al final, con algunas lágrimas derramadas, Laina se despidió de los suscriptores de su canal de youtube, que sumaban 1,2 millones.

Este es el video de la joven: