Gourneau, de 43 años, fue condenado a 6 meses de cárcel por esa broma y, además, deberá pagar una multa de 2.000 dólares, es decir, un poco más de 6’700.000 pesos, informó Waco Tribune-Herald.

El hombre recibió esa sentencia luego de que el caso se tratara como un asunto criminal, algo que resulta excesivo para Gourneau y su abogado, así que apelarán esa decisión, indicó el periódico local.

Cody Cleveland, abogado de Gourneau, indicó a ese medio que para el policía, identificado como Tracy Chance, “fue fácil” conseguir un detective que investigara el caso y diera con su defendido como el responsable de la broma.

Asimismo, se preguntó si acaso todo esto hubiera ido tan lejos si no se tratara de una persona con autoriudad, sino de un ciudadano promedio.

David Kilcrease, jefe de la policía del condado de McLennan, señaló al mismo diario que este caso se estaba tratando “como cualquier otro”, pues, según él, el condenado acosó varias veces al oficial por una enemistad que había entre ellos debido a la mujer que tenían en común.

Kilcrease agregó que, en cierto momento, Gourneau le envió “preocupantes correos electrónicos” a Chance.