En un comunicado, el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad (SNAI) informó que los reclusos también abrieron las llaves de la lavandería para rellenar el patio.

La entidad agregó que todo lo anterior ocurrió “ante el descuido de agentes de seguridad penitenciaria”.

El SNAI también señaló que, al percatarse de lo ocurrido, la directora de la prisión “ordenó la suspensión de fluido del agua” y, además, hizo que los internos destaparan las tuberías.

En redes, varias personas criticaron al personal del centro penitenciario: se preguntaron cómo era posible que los reos hubieran llenado toda una cancha sin que nadie se diera cuenta. A estas críticas se sumó el gobernador de Azuay, Xavier Martínez, quien aseguró que a los presos les habría tomado al menos 2 días llenar la cancha de agua, indicó El Comercio.

A continuación, videos de la piscina improvisada: