Por eso, ahora en muchos países se puede rechazar una mano tendida o evitar el beso y el abrazo, sin que eso sea calificado como una grosería.

Se están prefiriendo maneras con menos contacto físico y quizá menos efusivas, pero más seguras. ¿Cuál prefiere? ¿Cuál recomienda? ¿Cuál propone?

China

1. En Pekín, letreros rojos piden a la gente no intercambiar apretones de manos, sino a unir las propias en señal de saludo. Por altavoces, se recomienda hacer el gesto tradicional ‘gong shou’, palma en el puño, para decir hola.

2. En Wenzhou, una de las ciudades chinas más afectadas, dos oficiales rechazaron sonrientes la mano que les tendía un periodista de la AFP, prefiriendo intercambiar un “toque de codo”.

Irán

3. En Irán, donde el lema “No te doy la mano porque te quiero” se multiplica, se desarrolla una manera de saludarse entre hombres (en la República Islámica no es conveniente estrecharse la mano entre personas de sexos opuestos) que consiste en adelantar el puño cerrado hacia el otro, que hace lo mismo sin que los dos puños entren en contacto.

4. Un video viral en las redes sociales muestra a tres hombres, dos de los cuales llevan una mascarilla y tienen las manos en los bolsillos, que se saludan alegremente tocándose unos a otros los pies: el ‘footshake’.

Líbano

‘Footshake’ también en Líbano, donde un video viral muestra al cantante Ragheb Alama y al comediante Michel Abou Sleiman, alegres, golpearse los pies cuatro veces haciendo el sonido de un beso con su boca.

Francia

Desde hace algunos días, los periódicos abundan en consejos sobre los nuevos comportamientos por adoptar para reemplazar los apretones de mano y los besos.

5. Recordando que el saludo de mano es relativamente reciente, de la Edad Media y además muy occidental, un experto en modales entrevistado en varios medios de comunicación, Philippe Lichtfus, insiste en la importancia de “mirar” a la persona que se saluda.

Nueva Zelanda

6. Varias instituciones abandonaron el ‘hongi’, un saludo tradicional maorí en el que dos personas se pegan la nariz y la frente. La Universidad Politécnica WelTec de Wellington remplazó el ‘hongi’ por la ‘waiata’, un canto maorí, para la ceremonia de bienvenida de los nuevos estudiantes.

Rumania

7. En Rumanía, el temor al nuevo coronavirus corre el riesgo de estropear la celebración del Día Internacional de las Mujeres, el 8 de marzo. El secretario de Estado en Salud, Nelu Tataru, aconsejó a los hombres no besar más a las mujeres a las que ofrecen un ramo de flores y un amuleto de la suerte (el ‘Martisor’), como manda la tradición a principios de la primavera. “Ofrecemos flores, pero sin besos”, recomendó.

Por su parte, la poderosa Iglesia ortodoxa, mayoritaria en este país, autorizó a los fieles a dejar de abrazar los íconos en las iglesias y a usar una cuchara desechable para la comunión.

Australia

8. El ministro salud del estado de Nueva Gales del Sur, Brad Hazzard, invitó a los australianos a “darse palmaditas en la espalda en lugar de darse la mano”.

Otras repercusiones por el coronavirus

  • En Alemania, como un ejemplo de los nuevos comportamientos sanitarios y sociales, el ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, rechazó el lunes estrechar la mano tendida de la canciller Angela Merkel. Ambos se rieron.
  • En Brasil, el ministerio de salud recomendó a los brasileños que no compartan las bombillas de metal usadas para beber el tradicional mate, o chimarrao, una bebida muy popular en Sudamérica. El beso, “aunque no sea en la boca”, también es totalmente desaconsejable.
  • En España, a poco más de un mes de la semana santa a inicios de abril, los besos a la Virgen podrían prohibirse. “Es una de las medidas sobre la mesa”, según un responsable de Salud, Fernando Simón. Durante la semana santa, fundamentalmente en España, las procesiones católicas se celebran en todo el país, donde miles de fieles se apresuran a tocar, particularmente, las manos y los pies de la Virgen o de los santos para pedirles protección.
  • En Países Bajos, donde ahora está prohibido dar la hostia en la boca, las diócesis no han pensado en todo: según el diario de referencia De Volkskrant, en la misa del domingo en una iglesia de Amsterdam, la canasta de la limosna se transmitió de mano en mano, como de costumbre.