El curioso hecho fue grabado por el mismo padre en su casa ubicada en Guiyang, provincia de Guizhou (China), informó el Daily Mail

En las imágenes se ve al animal color crema parado sobre sus patas traseras y sosteniéndose sobre una mesa, en la que está la joven escribiendo en un cuaderno.

El padre, identificado como Xu, indicó al medio Pear Video que su hija le cuesta concentrarse y que varias veces postergó sus obligaciones por estar pendiente del celular, rescató el medio británico. 

Por otro lado, Wu aseguró al mismo medio que el perro se unió a la familia en diciembre de 2016, cuando solo era un cachorro y creció con la niña.

“Lo he estado entrenando desde que era joven y ahora hace lo que le digo que haga”, puntualizó Wu.