En la grabación se ve cómo la mujer se inclina para tomarse la foto con su mascota y posa con su diploma, que está guardado en una carpeta verde.

El animal, un bulldog llamado Tarzán, piensa que el portafolio es comida y lo muerde.

La joven y sus familiares intentan quitarle la carpeta al canino, pero no pueden y tienen que distraerlo con una pelota de tenis.

Al final, logran que suelte el diploma, que termina notablemente afectado por la fuerte mordedura de Tarzán.

La grabación fue compartida en Facebook por el usuario Enrique Ruiz Almodóvar y ya tiene más de 100.000 reproducciones.