Un video publicado por Lee Ferinden, su dueña, muestra que la gata levantó las 4 patas para hacerse la muerta. En seguida, la mujer empezó a acariciarla para animarla a hacer ejercicio. De acuerdo con Lee, Layla se levantó después de unos minutos y “lo hizo genial”.

En entrevista con Daily Mail, la mujer manifestó que es muy importante que su mascota haga ejercicio, pues hasta el momento se desconoce la causa de su sobrepeso.

Según su relato a ese medio, el animal empezó en engordar hace más de un año, cuando Lee y su esposo se mudaron a Gainesville (EE. UU.): en ese entonces, la gata fue esterilizada y comenzó a ser más perezosa.

Ahora, además del ejercicio, Layla sigue una dieta estricta y asiste una vez a la semana a un ‘campamento de gordos’ en la la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Florida. Esto continuará así mientras le hacen varios exámenes al animal, concluyó el diario inglés.

El video de Layla haciéndose la muerta ya tiene miles de reacciones, y puedes verlo a continuación: