En esa página, ellos escribieron que querían viajar en bicicleta y mostrarles a sus seguidores esa “gran aventura”, pero que necesitaban la ayuda de todos ellos para conseguir 10.000 euros (casi 37 millones de pesos).

Según la pareja, con esa plata pagarían las bicicletas, su comida, el alojamiento, el internet, los seguros médicos y las tarjetas SIM de los países que visitarían. Asimismo, señalaron que usarían el dinero para prepararse antes del viaje.

A raíz de esa publicación, varios internautas comenzaron a criticarlos y a exigirles que consiguieran un trabajo para costear sus viajes. Uno de ellos, por ejemplo, escribió lo siguiente, según LadBible:

“No me estoy sacrificando para ganar dinero y dárselo a ustedes; ¡consigan un trabajo!”.

Daily Mail señaló que esta pareja ya ha recorrido Indonesia, Italia, Francia, Nueva Zelanda y Australia, y que todo ha sido gracias a la madre de Catalin, que consiguió 2 trabajos para pagar esos viajes. Muchos internautas también les reprocharon eso.

Debido a las cientos de críticas que recibieron, la pareja cerró su cuenta de Instagram y bloqueó los comentarios en su campaña de Go Fund Me, donde, a pesar de todo, ha habido gente que ha donado. Hasta el momento, los alemanes han recibido 215 euros (794.000 pesos).